Cambio en Tipo Impositivo del IGIC en la Energía Eléctrica

Estándar

 

El tipo impositivo del IGIC en las entregas de energía eléctrica realizada por las empresas comercializadoras a los consumidores pasa del 0% al 3%, siempre y cuando la potencia contratada sea de más de 10 kW. Teniendo en cuenta que la mayoría de hogares no rebasa, normalmente, esa cantidad, no es de prever un incremento en la recaudación del IGIC por este concepto.

Potencia eléctrica Tamaño de la vivienda Electrodomésticos
4,6 kW Medio Que no coincida el aire acondicionado o calefacción con el resto de electrodomésticos encendidos a la vez
5,75 kW Medio-grande Muchos electrodomésticos a la vez
6,9 kW Medio-grande Climatización y uso importante de los electrodomésticos

https://www.endesaclientes.com/blog/que-potencia-necesita-mi-casa

Comparte:

La Reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Canarias 2020

Estándar

El Impuesto de Sucesiones es un tributo que grava la obtención de bienes o derechos por vía hereditaria o por donación. En el proyecto de Ley de Presupuestos para el 2020 en Canarias, se ha planteado su reforma.

Como es sabido, el impuesto hasta final de este año tiene una bonificación en la cuota tributaria del 99,9%. Así, si alguien después de hacer todos los cálculos previstos en la Ley del impuesto llegase a la conclusión de que debería ingresar 30.000,00 €, entonces aplicando la bonificación del 99,9%, debería ingresar 30,00 €. Con la reforma esto cambia. La Ley introduce una bonificación decreciente en función de dos variables, por un lado, el grado de parentesco entre la persona que transmite el bien y la que lo recibe. La tabla de bonificaciones se recoge a continuación.

HERENCIAS O LEGADOS DONACIONES Bonificación
Grado Parentesco Grupo I Grado Parentesco Grupo I
Sea cualquiera la cuota a pagar Sea cualquiera la cuota a pagar 99,90%
Grado Parentesco Grupo II y III Grado Parentesco Grupo II y III Bonificación
Hasta 45.000,00 Hasta 45.000,00 99,90%
45.000,01-65.000,00 45.000,01-65.000,00 90,00%
66.000,01-95.000,00 66.000,01-95.000,00 80,00%
95.000,01-125.000 95.000,01-125.000,00 70,00%
125.000,01-155.000,00 125.000,01-155.000,00 60,00%
155.000,00-185.00,00 155.000,00-185.00,00 50,00%
185.000,01-215.000,00 185.000,01-215.000,00 40,00%
215.000,01-245.000,00 215.000,01-245.000,00 30,00%
245.000,01-275.000,00 245.000,01-275.000,00 20,00%
275.000,01-305.000,00 275.000,01-305.000,00 10,00%

 

Según la ley los grupos están formados de la siguiente forma:

Grupo I: adquisiciones por descendientes y adoptados menores de veintiún años.

Grupo II: adquisiciones por descendientes y adoptados de veintiuno o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes.

Grupo III: adquisiciones por colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad.

Grupo IV: en las adquisiciones por colaterales de cuarto grado, grados más distantes y extraños, no habrá lugar a reducción.

Por consiguiente, lo primero a determinar para aplicar la bonificación es el grupo al que pertenece quien recibe el bien o derecho y, en segundo lugar, la cuantía a tributar.

Así, si el contribuyente que hemos mencionado antes que tiene que tributar 30.000,00 € fuese un hijo menor de 21 año del fallecido o del que dona, entonces, seguiría pagando 30,00 €, pero si fuese mayor de 21 años, por ejemplo 21 años y un día, entonces estaría en el mismo caso, pero si lo que tiene que tributar fuese 46.000,00 €, el menor de 21 años pagaría 46,00 € y el mayor pagaría 4.600,00 € (¡cien veces más!). La Ley no es clara con lo que pasa si se superan los 305.000,00 € por alguna persona de los Grupos II y III. Supongamos que se tienen que tributar 1.000.000,00 €, la tabla indica que la bonificación será del 10,00%. De esto se pueden hacer dos interpretaciones. La primera interpretación sería que, entonces, deberá tributar 275.000,00 € por los primeros 305.000,00 y 695.000,00 € más por el resto. La segunda interpretación conduce a pensar que si se rebasan los 305.000,00 no existiría bonificación. Desde una posición favorable al contribuyente hay que quedarse con la primera de las hipótesis.

Dejando al margen si la configuración de los tramos para las bonificaciones es proporcionada o no, lo que habría que recomendar es que quien tuviese pensado realizar una donación la haga antes del 31 de este mes. Le quedan pocos días.

Comparte:

Standard & Poor´s eleva hasta A+ la calificación de la deuda canaria y a BBB la capacidad de pago

Rosa Dávila (Diario de Avisos).
Estándar

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) eleva de A+ la valoración individual de la Comunidad Autónoma de Canarias. Además, mantiene la nota de solvencia para la deuda del Archipiélago en ‘BBB+’ con perspectiva positiva, “debido a la buena gestión financiera, sólida ejecución presupuestaria, deuda decreciente y excelente liquidez”, según se indica en una nota de la agencia.

Según las calificaciones hechas por las agencias de rating esto significa:

A: Escala de calificación crediticia a largo plazo, utilizada tanto por Standard & Poor’s Corporation (S&P) como por Fitch IBCA, que junto a “A+” y “A-“ indica gran capacidad para atender al servicio de la deuda a su vencimiento. Aunque tiene cobertura de protección, presenta mayor sensibilidad a verse afectada por cambios de coyuntura o circunstancias económicas que las deudas a las que se asigna la categoría superior (AA).

En definitiva, esta escala se emplea por S&P para identificar una obligación que es un poco más susceptible a los efectos adversos derivados de cambios en las condiciones y situaciones económicas que las obligaciones calificadas en categorías más altas. Sin embargo, la capacidad del emisor para cumplir con sus compromisos financieros todavía es fuerte.

De la misma forma, para Fitch IBCA, A señala una calidad crediticia elevada. Las calificaciones A indican una expectativa de riesgo de crédito reducida. La capacidad para hacer frente a las obligaciones financieras es fuerte. No obstante, esta capacidad puede ser más vulnerable a cambios en circunstancias o en condiciones económicas en comparación con las calificaciones más elevadas.

BBB: Escala de calificación crediticia a largo plazo utilizada tanto por Standard & Poor`s Corporation (S&P) como por Ficht IBCA.

Para S&P, una obligación calificada con BBB presenta parámetros de protección adecuados, sin embargo, es probable que condiciones económicas adversas o cambios coyunturales conduzcan al debilitamiento de la capacidad para cumplir con sus los compromisos financieros sobre la obligación.

Para Fitch representa una calidad buena. Las calificaciones BBB indican que existe una expectativa de riesgo de crédito baja. La capacidad para la devolución del principal e intereses de manera puntual es adecuada, aunque cambios adversos en circunstancias y en condiciones económica podrían afectar esta capacidad. Es la calificación más baja dentro de la categoría de inversión.

Las calificaciones de BBB pueden modificarse agregándoles un signo de más (+) o menos (·) para mostrar su posición relativa dentro de la categoría de calificación.

Si quieres conocer todas las calificaciones de las agencias de rating, haz clic aquí.

Rating global de Standards and Poors de calificación deuda.

Comparte: